del Tulipán y el doctor Parkinson

Cuentan que el Doctor James Parkinson era un hombre muy observador.  Cirujano, geólogo, botánico, palentólogo, sociólogo y padre de seis hijos. Cuando se retiró de su carrera política se dedicó a escribir, primero sobre medicina y posteriormente sobre geología y paleontología. La naturaleza era una de sus grandes pasiones y cada día solía dar largos paseos por su barrio en Londres.

Solía sentarse en un banco del parque y disfrutar de la belleza de las flores. Los tulipanes siempre le recordaban un jardinero aquejado de una enfermedad muy penosa y duradera. El hombre,  que por entonces tenía 50 años, creyó que la causa inicial de su aflicción era debida a unos días en que estuvo haciendo grandes labores  plantando parterres de bulbos en unos jardines a su cuidado. El jardinero creyó que ese trabajo fuerte y continuado era el origen del temblor que empezó en su mano izquierda y que fue extendiéndose por el resto de extremidades.

Ésa fue la primera vez que conoció de primera mano ese mal. El jardinero, su evolución y empeoramiento progresivo, fueron el origen de su curiosidad e interés por esta enfermedad.

Además, hoy precisamente, había podido ver por la calle otro caballero aquejado del mismo mal con muchas dificultades para desplazarse, y que sólo podía avanzar en carrerilla y ayudado por un asistente. Podía correr, pero no caminar. Sorprendente.

Por simple azar había encontrado este nuevo caso, que relacionó inmediatamente con el jardinero.

En total eran ya seis los casos que había atendido o encontrado casualmente durante sus paseos diarios. Algunos los había podido examinar, o podido interrogar. Otros no. Algunas de las manifestaciones de este mal, podían parecer enfermedades diferentes, pero él creía que no, que el movimiento involuntario tembloroso, la fuerza muscular disminuida, la inclinación del tronco hacia adelante, el cambio del ritmo de paseo a la carrera era todo producido por la misma enfermedad. Una parálisis agitante, estaba casi seguro.

Pero, no era muy precipitado publicar sus impresiones?

El Doctor miró de nuevo los tulipanes.

No, el mundo debe conocer y luchar contra este mal!

Se levantó del banco y se fue directamente a escribir todo lo que había descubierto.

FIN

El tulipan del Dr James Parkinson
Mi lustración del tulipán del Dr James Parkinson

Algunos datos curiosos:

En 1817, James Parkinson, miembro del colegio de cirujanos, publicó su Ensayo sobre la Parálisis Agitante. El paciente del caso 1  era efectivamente un jardinero de  50 años. Fue la primera descripción de la enfermedad, que impulsó a muchos otros a conocer más e investigar sobre este mal.

Pero no fue hasta 1912 que empezó a llamarse esta parálisis agitante como enfermedad de Parkinson gracias al gran neurólogo francés, el doctor Jean-Martin Charcot.

Siglo y medio después de la publicación de ese ensayo, en 1980, otro jardinero también afectado por la enfermedad descrita por el doctor Parkinson, creó una nueva variedad de tulipan, rojo con manchas blancas. El horticultor holandés llamado JWS Van der Wereld, registró un año después ese bulbo como “tulipán del Dr James Parkinson”. Este bello tulipán alcanzó varios premios como el Merit Award de la Royal Horticultural Society in London y el Trial Garden Award de la Royal General Bulb Growers of Holland.

El 11 de abril, cada año se celebra el día mundial de la enfermedad de Parkinson en honor al nacimiento del Dr James Parkinson.

En 2005 se adoptó el tulipán rojo como símbolo mundial de la lucha contra el Parkinson en la novena conferencia del dia mundial de la enfermedad de Parkinson que se celebró en Luxemburgo.

Es un símbolo precioso para representar la lucha contra esta enfermedad.

Los tulipanes son flores muy resistentes al frío y al viento. Es una planta originaria de Asía Central y cuyo nombre proviene del persa Delband, que significa turbante, por el parecido de su flor a dicho tocado.

El tulipán fue motivo de la primera burbuja financiera de la historia: la llamada  tulipomanía, que fue en el siglo XVII en Holanda. En aquella época se desconocía que un virus se transmitía entre los tulipanes causando variaciones en su apariencia, multicolores, irrepetibles que aumentaban su exotismo y su precio.

PDF DESCARGABLE E IMPRIMIBLE

Anuncios

3 comentarios sobre “del Tulipán y el doctor Parkinson

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s