Aena es Parkinfriendly

Parkinfriendly es mi manera de indicar que alguna cosa ( empresa, servicio, restaurante, evento,…) es amigable con las personas que tenemos Parkinson.

Y en este caso hay que reconocer que Aena, la gestora de aeropuertos españoles, es muy parkinfriendly.

Este pasado fin de semana he utilizado por primera vez la asistencia para personas con mobilidad reducida de Aena en los aeropuertos de Barcelona y Palma de Mallorca. Y ha sido fantástico. Un diez por el servicio. Han sido todos muy amables.

Como tengo grandes fluctuaciones motoras durante el día, temía que durante el embarque me cogiera un off y que me dejase sin movilidad y no pudiese desplazarme por el aeropuerto, y además cargado con una maleta. Y tener que hacer las colas del control de seguridad, de embarque,…. significa llegar agotado a mi destino.

Llamé por teléfono primero para preguntar si había posibilidad de evitar las colas (como las familias con niños) que tienen controles separados en el aeropuerto y prioridad al embarcar, pero me respondieron que había que pedir la asistencia completa y que me llevarían con silla de ruedas, y aunque no me hacía mucha gracia al principio lo de ir en silla de ruedas, decidí pedirlo ya que los vuelos coincidían con horas en las que suelo tener off (cuando la medicación deja de hacer efecto y aparecen todos los síntomas)  y entonces me muevo con mucha dificultad.

Y la verdad es que estoy super contento de la asistencia.

Hay que avisar a la compañía aérea ( hay una casilla en el momento de comprar el billete y en el checkin ) y también solicitar la asistencia de Aena con al menos 48 h de antelación.

Cuando legamos al aeropuerto, dejamos las maletas en los mostradores de facturación y desde la compañía aérea avisaron a la asistencia de Aena. Llegaron enseguida y me acompañaron con una silla a un control de seguridad especial. No había cola, así que fuimos muy rápido, y pude ponerme el cinturón de nuevo (me cuesta horrores) con calma y sin prisas.

Y después me acercaron hasta la puerta de embarque, a esperar el momento de entrar en el avión. En Palma me llevaron con un buggie, por el terminal. Fue incluso divertido, menuda habilidad hace falta para circular por medio de tantas personas!!!!.

Pude esperar tranquilamente tomando algo, y en el momento de embarcar vino otra vez una persona de la asistencia, y el personal de la compañía aérea me permitió embarcar con prioridad en el avión.

Al llegar a destino, estaban de nuevo esperándome para llevarme a recojer la maleta y acompañarme hasta la parada de taxis.

Genial, sobretodo porque cuando llegué a destino, tanto a la ida como a la vuelta, estaba en off. Y si hubiese tenido que ir yo andando hasta la cinta de maletas y llevarla al taxi, todavía estamos esperando.

Y no solo eso, es que sin asistencia, habría llegado totalmente agotado del viaje, sin fuerzas para disfrutar de una corta escapada visitando unos amigos. De esta manera conseguí reservar mi energía para usarla en mi destino y no malgastarla en viajar. Dosificar nuestra energía cuesta mucho, y no tiene sentido viajar y llegar agotado y sin fuerzas de disfrutar de un poco de ocio.

Muchas gracias y felicidades Aena. Eres Parkinfriendly.

Anuncios