hoy es el día mundial del parkinson 2019

¿Ya tienes actualizada la información de emergencia en la pantalla de bloqueo de tu smartphone?

Archivo 4-4-19 22 47 26Seguro que os suena aquello de poner en el primer lugar de la agenda de vuestro móvil el teléfono de contacto para casos de emergencia. Y mucha gente pone AAA delante del nombre de esa persona, para que puedan avisar en caso de que pase algo. Pero los teléfonos han evolucionado, y no se abren si no pones un código, una huella o tu cara delante.

Lo que no todo el mundo sabe, es que aunque esté bloqueado, el teléfono presenta una opción (normalmente abajo a la izquierda) de emergencia. Así podremos realizar llamadas al teléfono 112 de emergencias (es un teléfono a nivel Europeo) incluso aunque no tengamos cobertura de nuestro operador. Pero también nos puede mostrar información médica relevante y contactos de emergencia. Seguir leyendo “¿Ya tienes actualizada la información de emergencia en la pantalla de bloqueo de tu smartphone?”

Una gastroenteritis y… el Párkinson se desata.

El domingo por la tarde empecé a encontrarme mal. Estaba muy cansado, y me dolía la barriga. Me tomé las últimas pastillas del día (un stalevo y un requip prolib) y me fuí a la cama. Me desperté a las 4 de la mañana con descomposición, vómitos 🤢 (salió toda la cena y supongo que las pastillas también) y empezó la fiebre. Parecía una simple gripe intestinal, de esas que en un par de días vuelves a estar bien.

Volví a la cama,pero cada vez me encontraba peor. A las 7 de la mañana empezó un off terrible y muy doloroso. Poco después me tomé las pastillas de la mañana, rezando para no vomitarlas. Me estaba poniendo rígido como una tabla. Y empecé a tener contracturas por todo el cuerpo; maxilares, cervicales, hombro, brazo, mano y pierna 😱. Cada vez más y más contracturadas,  parecía que las articulaciones se abrían más allá de lo normal, los tendones parecían a punto de romperse. No podía controlar mi cuerpo, y el dolor era brutal. No lo pude evitar, empecé a gritar. La medicación no me hacía efecto. No lo soportaba. Mi pareja llamó a urgencias médicas al 061. La conversación fué surrealista. El personal sanitario que nos atendió, no sabía lo que era un OFF, le preguntó si yo estaba temblando, y al final dijo que si la rigidez era del Parkinson, pues que lo mejor es que avisásemos a un médico del CAP. Todo esto mientras yo chillaba y aullaba  porque la pierna parecía que se me estaba desencajando. No mandaron a ninguna ambulancia. Y yo no me podía mover. Imposible ir a buscar un taxi.

Seguir leyendo “Una gastroenteritis y… el Párkinson se desata.”