Sobre deducciones y reducciones fiscales por discapacidad

El uno de julio de 2019 es el último día para presentar la declaración de la renta del año 2018.

Si disponéis de un certificado de discapacidad del 33% o superior, es muy conveniente para nuestro bolsillo verificar que hemos rellenado correctamente las casillas de la renta.

Yo no soy experto en el tema, pero he encontrado un blog muy interesante donde explican con detalle qué casillas de la declaración debemos cumplimentar. Muy instructivo.

Os he hecho un pequeño resumen con algunos temas claves:

Primero, recuerda rellenar bien los datos personales con el grado de discapacidad (casilla 11). Se aplica el grado de discapacidad que tengas reconocido a 31/12, con efectos para todo el año.

Además ten en cuenta que el reconocimiento del grado de discapacidad tiene efectos retroactivos desde la fecha de presentación de la solicitud, independientemente de la fecha en la que se emita la resolución. Así que si solicitaste el reconocimiento de grado antes del 31/12/2018 y te lo han concedido, podrás aplicar ese grado a tu renta del 2018.

También revisa el mínimo por discapacidad que te corresponde en función del porcentaje de discapacidad que se cumplimenta en las casillas 517 y 518. 

Y si estabas trabajando durante el año 2018, cumplimenta la casilla gastos deducibles (casilla 19) ya que las personas con discapacidad que sean trabajadores activos tienen derecho a incrementar los  gastos deducibles. 

Vale la pena comprobar que hemos rellenado bien estas casillas, para no perderse ninguna deducción ni reducción por discapacidad.

Tenéis más información en este resumen de normativa para personas con discapacidad de la agencia tributária.

 

 

 

 

 

Anuncios